Yo es (un) otro; Juan Luis Martínez y el juego del espejo.

la-ultima-broma-de-juan-luis-martinez-scott-weintraub-d_nq_np_232311-mlc20501102798_112015-f

La última broma de Juan Luis Martínez: No sólo ser otro sino escribir la obra de otro. Scott Weintraub, Editorial Cuarto Propio, 2014.

Mientras conversaba con Eliana Rodríguez, viuda de Juan Luis Martínez, y observaba la extensa biblioteca que poseía el poeta en su hogar en Villa Alemana, ella me pregunta: ¿Tienes “Poemas del otro”?, a lo que yo, aún desconcertado con todos los títulos y con la inocencia propia de quien está agradecido y sobreexcitado por la invitación, respondí preguntando: ¿de qué otro?. Luego de su risotada, me contextualiza, se burla nuevamente y me obsequia aquel libro para que lo estudie. Lo leo, disfruto y repaso con textos críticos y teóricos a un lado, sin saber en ese momento que dicho título se tornaría fundamental en el estudio realizado y, posteriormente, expuesto por Scott Weintraub en este libro.

La última broma de Juan Luis Martínez: No sólo ser otro sino escribir la obra de otro. responde, sin dudas, a un trabajo guiado y sostenido en diversos estudios que el autor; minuciosa, entusiasta y cautelosamente, lleva a cabo a lo largo de su carrera. Scott Weintraub (New York, 1979), profesor asistente del Departamento de Lenguas, Literatura y Culturas de la University of New Hampshire, especialista en literatura latinoamericana (chilena por sobre todo) y en teoría literaria, humanidades digitales y estudios culturales, se transformó en el primer autor en publicar un texto de carácter investigativo sobre Juan Luis Martínez en inglés: “Juan Luis Martínez´s Philosophical Poetics”. Destaca a su vez por la realización de:  “Juan Luis Martínez y las otredades de la metafísica: apuntes patafísicos y carrollianos”, un ensayo publicado por la  Revista (venezolana)  de investigaciones literarias y culturales; Estudio, en el año 2010, “Juan Luis Martínez: Viña del mar-Sao Paulo-Stockholm(OEI, 2013) y “Mourning for the future: Juan Luis Martínez’s La poesía chilena” (Revista canadiense de estudios hispánicos, 2013).

Esta vez es Editorial Cuarto Propio la que publica este ensayo, en donde (en palabras del autor) “se demuestra que la mayoría de Poemas del otro fue originalmente escrita por un poeta catalán-suizo llamado Juan Luis Martinez (sin acento)— cuyo libro Le silence et sa brisure (1976) fue traducido por el poeta chileno del mismo nombre y publicado en Poemas del otro sin ninguna atribución” (20). Aquella revelación se realiza mediante la exhibición de diversos argumentos que sustentan la tesis mencionada. Entre ellos encontramos la traducción de la portada del poemario de Martinez (sin acento) seguido de 3 poemas en su lengua original (francés) y la propia traducción de estos realizada por Martínez (con acento) e incluidos en Poemas del otro. Además, Scott Weintraub nutre sistemáticamente todo texto lírico con datos biográfico, teórico e incluso práctico para así dar a conocer la “poética de la apropiación” utilizada ingeniosamente por Martínez.

brisuretrinar-1

El estudio realizado por Weintraub, y proyectado en este ensayo, no se centra únicamente en Poemas del otro (Ediciones UDP, 2003), sino que se inicia en El poeta anónimo (Cosac, Sao Paulo 2012, Santiago 2013). En él aparecen dos imágenes de vital importancia que se ubican “en su exacto centro, en la precisa medianía de su volumen” (23), estas son la portada del libro de Martinez (sin acento), vale decir “El silencio y su trizadura” (Le silence et sa brisure) y una ficha de la biblioteca del Instituto chileno-francés de Valparaíso de dicho texto. Ambas, ubicadas en la sección “Los signos troquelados” y bajo el subtítulo “La ausencia del autor” de El poeta anónimo se transformarán en piezas claves del puzzle ingeniado por Juan Luis Martínez que Scott logra discernir de manera íntegra.

Sin recelo Scott Weintraub se introduce en la historia de ambos Marti(í)nez (con y sin acento) para homologar la creación poética de estos. Logra de manera cabal dar a conocer los hallazgos que lo llevan a explicar su teoría que, sin dejar de ser perspicaz y elocuente, presenta unos mínimos vacíos que el mismo Marcelo Rioseco expone en la introducción del libro. Considerando aquello, la investigación desarrollada y edificada en La última broma de Juan Luis Martínez: No sólo ser otro sino escribir la obra de otro es indudablemente un avance en los estudios martineanos que nos aproxima aún más al ideal de Juan Luis en donde nos topamos nuevamente con “el problema de anonimia”. Desaparecer como autor se torna la base de toda la creación de Martínez, quien esta vez nos declara que la mejor manera de ocultarse es reflejándose en sí mismo. La broma entonces; ser otro autor, otro ser, pero mantener el nombre, nos motiva a recordar la frase “Yo es (un) otro”  e imaginar que a esto se refería Rimbaud y, asimismo, evoca necesariamente una estrofa del poema de Martínez que da nombre al libro de Scott: “Decir versos/ que fueron del otro/ que fuiste/ cuando tú ya no eras”.

Por Ítalo Rivera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: