La alegría es un gran dinamismo que llena las baterías descargadas

Existen figuras que sin luz propia pueden ser reconocidas a la sombra. Este es el caso de Arturo Alcayaga Vicuña, escritor, pintor y personaje viñamarino que esta revista pretende rescatar mediante la reconstrucción, reescritura y difusión de textos dedicados a él o por su puño forjados. Como método de aproximación al autor entregamos un fragmento del texto La dinámica cósmica de un artista completo, una entrevista realizada en septiembre de 1983 al escritor.

alcayayaya

Ya en 1948, Alcayaga Vicuña, más Vicuña que Alcayaga, según confiesa, publica su primer libro “En la Trasmano de la Atmósfera o la Descalcificación del Caballero” insólita obra que levantó polvareda. Este es seguido en 1955 por dos obras condensadas en un volumen. se trata de “Las Ferreterías del Cielo” y “Si durantemeses  con durantelunas llueve durantedioses.” Hoy el artista llega con su última obra bajo el brazo, se trata de su “EntreDios”.

Como pintor, Alcayaga Vicuña, consigue aquel logro, que le colocaría en el sitial de los consagrados, aquello que ni siquiera Picasso o Dalí han conseguido, salvo como una pasajera entretención: Plasmar en la pintura, la impetuosidad abstracta de su poesía, lograr entregar su mensaje cósmico en el idioma de los pinceles y el de las letras. Estas dos manifestaciones de su arte, además de su capacidad declamatoria, nos permiten calificarlo como un artista completo. Completo, por ser capaz de expresar en ambos lenguajes y a través de su propia manera de ser, su concepción personalísima del arte y de la vida.

AI respecto el más respetado y temido crítico de arte abstracto europeo, el español José María Moreno y Galván expresa: Alcayaga dice lo que se transforma, lo que es mutable y vive el hervidero de un permanente proceso de autogeneraciones, destrucciones y recreaciones. Entre la nube y la estatua, él vota por la nube. Ese gesto suyo, de permanente inconformidad con la petrificación, también es específicamente chileno. Existe, en aquel país, el compromiso de los hombres con la geología que se transforma y, en todos los recodos de sus palabras, con el destino austral de las velocidades australes. Alcayaga transforma su voz poética en voz pictórica, con el mismo gesto natural con que las nebulosas se transforman en constelaciones”.

Algunos títulos de sus cuadros, que asemejan naufragios en medio de tormentas insondable o el estallar de astros en nebulosas ignotas señalan: “Lentamente otoño sideral y lentamente”; “Indistintamente bajo, sobre y tras”; “Y sin embargo, estrellas” o bien “En cuanto Dios es entreaños”. Y así como se atreve con Dios en sus pinturas, lo aborda con audacia en su poético “Entre Dios”.

“Soy el primero señala que ha escrito un libro sobre Dios”.

¿Y que significa Dios para usted?

Dios es el día siguiente del Jamás.

Los profetas anunciaban la venida de Dios. ¿Se considera acaso un nuevo tipo de profeta?

La poesía siempre se adelanta sobre todos los hechos, se adelanta sobre cualquier rama del arte o de las ciencias. Por ejemplo en mi “La Trasmano de la Atmósfera o la descalcificación del caballero”. Escrita en 1948, me anticipe a lo que sucedió a los astronautas que regresaron de la Luna y que tenían el esqueleto descalcificado. El calcio se había ido por la orina y además su estatura aumentó en tres centimetros”.

-Usted tiene titulo de medico. obtenido en la Universidad de Chile y ejerció esa profesión durante treinta años. ¿Cómo se produjo su mutación al mundo del arte, al que entregó dedicación exclusiva?

Dejé la medicina porque la considero magrante (enflaquecedora) además la vida mantiene una gran dosis de aburrimiento, cuyo único paliativo es la cultura a través de sus expresiones, la poesía, la pintura, la escultura.

—¿También ha incursionado en la escultura?

Si, he realizado ocho pequeñas esculturas en madera y hierro, las que dejo de regalo a mis amigas europeas. Soy generoso, me encanta regalar libros. mios y de otros autores.

—¿A qué autor pertenecía el último libro que regalo?

Fue la “Residencia en Ia Tierra” de Neruda, para mi el más grande poeta lírico. El primero de todo el mundo.

Sus cuadros son monumentales, de grandes dimensiones. ¿Qué es lo que determina el tamaño de su pintura?

Sobre todo en el arte abstracto, el cuadro no puede ser pequeño porque los espacios neutros deben estar conjugados con las zonas pintadas.

¿Qué es Io que usted pinta?

Pinto ideas, pinto celajes, acción, pinto velocidad. Soy el pintor de la velocidad dentro del abstracto. La velocidad es la columna vertebral de nuestra centuria. No podemos pintar cosas estáticas porque la vida va a gran velocidad.

Y su propia vida, ¿A qué velocidad va?

A la de mis cuadros, que van a una velocidad superior a la de los acontecimientos.

¿Tiene una definición de sí mismo?

Soy un artista completo, el decatleta de los artistas, como me describió Moreno y Galván. En lo demás me paso de simpático, comunico vida, soy más alegre de lo normal.

—¿No será esto una pose?

—No soy posero, soy auténtico y espontáneo, mi fuerte es la sonrisa. Tampoco pretendo burlarme de la vida, porque amo la vida.

—Ese amor, esa defensa de la vida suyos ¿lo expresó también en la medicina?

—No. Estudié medicina por obligación, soy un resentido. Mi padre que fue ginecólogo influyó en eso.

—¿Por eso dice usted ser más Vicuña que Alcayaga?

—Tengo un tremendo complejo de Edipo, incluso firmo Vicuña en recuerdo de mi madre, mi firma es de dos pisos, Alcayaga arriba y Vicuña abajo.

Para finalizar esta entrevista quisiéramos que a nuestras preguntas usted nos responda rápida y espontáneamente, ahí van:

—¿Pablo Neruda?

—El primero de todo el mundo.

—¿Pablo de Rokha?

—Lineal, su poesía no tiene cintura. La poesía tiene que tener cuello y cintura.

—¿Enrique Lafourcade?

—No me gusta, es un creído, sin profundidad, le gusta andar a culazos.

—¿Gabriela Mistral?

—La acepto, es la segunda figura más grande de Latinoamérica

—¿La Amistad?

—No tengo tiempo para tratar a alguien que no sea encantador o una mujer bonita.

—¿Los chilenos?

—Jodidos, la chilena es mejor.

—¿La alegría?

—Un gran dinamismo que llena las baterías descargadas

¿El sexo?

Me encanta, es algo vocacional como la prostitución. Las señoritas no saben cuántos orgasmos se pierden.

Cierre de la entrevista. Alcayaga Vicuña se despide con una frase que le atribuye a Nerón dirigiéndose a su corte: “Hagamos la grande para pasar a la historia.”

No obstante y en búsqueda de adelantar un siguiente texto a escribir sobre este autor, decido finalizar  esta aproximación a su figura con el inicio de uno de sus poemas:

“ENTREDIOS es justamente el mediodía que duerme en el fondo
de la noche de los tiempos.”

entredios-arturo-alcayaga-vicuna-6-reproducciones-oleos-3089-MLC4826648489_082013-O

Por Ítalo Rivera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: